¿Qué dice la Biblia sobre la deuda?

Compartir !!

La Biblia tiene mucho que decir sobre la deuda y cómo debemos lidiar con ella. En primer lugar, la Biblia nos enseña que debemos evitar contraer deudas en lo posible. «No te hagas deudor a nadie» (Romanos 13:8). Sin embargo, sabemos que a veces es inevitable contraer deudas. En esos casos, la Biblia nos enseña que debemos ser responsables con nuestras deudas y hacer todo lo posible por pagarlas. «Porque si alguno no es fiel en lo que es de otro, ¿cómo será fiel en lo que es suyo?» (Lucas 16:11).
La Biblia dice que debemos honrar todas nuestras obligaciones, financieras y de otro tipo. (Colosenses 3:22-24) Es importante tener cuidado de no caer en deudas excesivas, ya que esto puede llevar a la esclavitud. (Proverbios 22:7) La Biblia también nos enseña a perdonar a los que nos deben, de la misma manera que Dios nos perdona a nosotros. (Mateo 6:14-15)

¿Dónde habla la Biblia de los deudores?

En la Biblia, Dios habla a los deudores y les dice que deben pagar sus deudas. También dice que los deudores deben ser honestos con sus acreedores y no les engañen.

¿Qué dice la Biblia sobre perdonar las deudas?

En Mateo 6:12, Jesús dice: «Perdonad, si tenéis algo contra alguno, para que vuestro Padre que está en los cielos también os perdone a vosotros vuestras ofensas.»

En Lucas 11:4, Jesús ora: «Padre, perdona nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores.»

En Mateo 18:21-35, Jesús cuenta la parábola de la deuda perdonada, que enseña la importancia del perdón.

En Colosenses 3:13, Pablo dice: «Soportaos unos a otros, y perdonaos unos a otros, si alguno tiene queja contra otro. De la manera que el Señor os perdonó, así también haced vosotros.»

En Marcos 11:25, Jesús dice: «Y cuando estéis orando, perdonad, si tenéis algo contra alguien, para que vuestro Padre que está en los cielos también os perdone a vosotros vuestras ofensas.»

En Lucas 6:37, Jesús dice: «No juzguéis, y no seréis juzgados. No condenéis, y no seréis condenados. Perdonad, y seréis perdonados.»

En Mateo 6:14-15, Jesús dice: «Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, vuestro Padre celestial también os perdonará a vosotros. Pero si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.»

En Lucas 17:3-4, Jesús dice: «Mirad por vosotros mismos. Si tu hermano peca contra ti, repréndele; y si se arrepiente, perdónale. Y si peca contra ti siete veces al día, y siete veces al día vuelve a ti diciendo: ‘Me arrepiento’, perdónale.»

En Marcos 2:5-7, Jesús dice: «Cuando Jesús vio la fe de ellos, dijo al paralítico: ‘Hijo, tus pecados te son perdonados’. Estaban allí sentados los escribas y los fariseos, y Jesús dijo: ‘¿Por qué razonáis así en vuestros corazones? ¿Quién puede perdonar pecados, sino sólo Dios?’»

En Lucas 23:34, Jesús ora: «Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen.»

En Juan 20:23, Jesús dice: «Si perdonáis los pecados a alguien, también serán perdonados; y si los retenéis, también serán retenidos.»

La Biblia enseña claramente la importancia del perdón. Perdonar es un acto de amor y de misericordia, y es algo que Dios mismo nos llama a hacer. Debemos perdonar de todo corazón, y dejar que Dios sea quien lleve la carga de la justicia.

¿Donde dice en la Biblia que Dios no es deudor de nadie?

No encontré ninguna referencia específica en la Biblia que hable directamente sobre este tema. Sin embargo, hay versículos que parecen indicar que Dios no debe nada a nadie. Por ejemplo, en 1 Timoteo 6:7-8, Pablo escribe: «Porque nada trajimos a este mundo, y sin duda nada podremos sacar. Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto. Los que quieren enriquecerse caen en tentación y en lazos, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición. Porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y traspasaron por muchos dolores.» Esto parece indicar que Dios no nos debe nada material, ya que no trajimos nada con nosotros al mundo, y no podemos llevar nada cuando nos vayamos. Dios es el único que nos da todo lo que necesitamos, y debemos estar contentos con lo que Él nos da. Esto no quiere decir que no debamos trabajar o esforzarnos por mejorar nuestra situación, pero debemos hacerlo con contentamiento y gratitud, sabiendo que todo viene de Dios.

¿Qué hacer para salir de las deudas?

Hay muchas formas de salir de las deudas, pero todas requieren esfuerzo y disciplina. Algunas de las formas más comunes de salir de las deudas incluyen:

– Hacer un presupuesto: Esto le ayudará a determinar cuánto dinero debe gastar cada mes y en qué categorías. También le ayudará a ver cuánto dinero tiene disponible para pagar sus deudas.

– Negociar con los acreedores: Si tiene dificultades para pagar sus deudas, puede negociar con sus acreedores para obtener un plan de pago más conveniente.

– Pagar más que el mínimo: Si solo paga el mínimo, puede tomar muchos años y pagar mucho dinero en intereses. Trate de pagar más que el mínimo todos los meses para reducir la cantidad total que debe.

– Utilizar una tarjeta de débito: Las tarjetas de débito le permiten pagar solo lo que tiene en su cuenta, lo que lo ayuda a evitar gastar más de lo que puede pagar.

– Obtener ayuda: Si tiene dificultades para controlar sus gastos o pagar sus deudas, puede obtener ayuda de un profesional de la finanzas o un consejero de crédito.

La Biblia dice que debemos ser responsables con nuestras deudas y cumplir con nuestras obligaciones. También enseña que debemos ser generosos con nuestro dinero y ayudar a los demás.
La Biblia dice que debemos evitar el endeudamiento, y si nos endeudamos, debemos ser diligentes en pagar nuestras deudas. En Deuteronomio 15:6, se dice: «No prestarás a tu prójimo dinero a usura, ni le darás a ganancia». En Mateo 5:42, Jesús enseñó: «Dar a cualquiera que te pida; y no le pedirás a tu prójimo nada a cambio».

Deja un comentario